En un cacao único no solo en Venezuela, sino también en el mundo, por tratarse de una especie que resulta del cruce genético de cacaos con excelentes perfil organolépticos. Lleva el nombre de la hacienda en la que se cultiva.

Nominación: origen único, exótico, fino de primera

Perfil organoléptico:

  • Sabores: moderado a cacao, malta y fruta. Constante en el paladar
  • Olor: intenso a fruta madura
  • Acidez: crítica moderada
  • Astringencia: baja
  • Amargor: bajo

Componentes genéticos: Ocumare-60, Ocumare-61, Ocumare-67, Ocumare-77, Chuao-120 y Choroní-42

Fermentación: en cajones de madera, con temperatura controlada. Alcanzamos niveles de fermentación entre 75% y 80%, según época del año.

0